EL FABULOSO LABERINTO DEL TIEMPO DE LOS NO TIEMPOS

Bienvenidos!, muchas gracias por entrar a nuestro Blog.

 

Que quiero decir cuando hablo del tiempo-no tiempo?,  Hablo de la capacidad de aprovechamiento de la hora misma, o sea, que los 60 minutos ya no rinden como antes. Este no es un fenómeno nuevo, ya que viene sucediendo desde tiempos remotos.

 

La pregunta obvia que surge de esto es: por qué?

Y la respuesta es: porque no vivimos en el presente.

 

Desde mi perspectiva, lamentablemente, siento que poco he hecho para llegar a tomar total conciencia del aprendizaje de la naturaleza misma, refiriéndome puntualmente,  al mundo animal y vegetal, quienes siendo parte integral de una cadena, mantienen una conducta de preservación de este hermoso y maravilloso planeta, viviendo en la eternidad del presente.

 

Nosotros, los humanos, que pertenecemos al mundo animal, nos han inculcado ser “los mas inteligentes del planeta”…. Y yo me pregunto… si esto es así, porque el ser humano hace todo por destruirlo, sin darse cuenta que con ello se está destruyendo a sí mismo?

 

Y es aquí donde entra a jugar la paradoja del tiempo-no tiempo. Solo nosotros, los seres humanos no sabemos vivir en el presente, estamos dispersos viviendo dependientes del paso del mismo, llevándonos a estar  distraídos en cientos de cosas,  sin enfocarnos en estar presentes en el aquí y ahora.  Estamos ocupados en resolver nuestro  futuro,  sin entender que el futuro es tan incierto como el tiempo mismo, y es así como se nos van los minutos, las horas, los días………… la vida!!

 

Estamos tan absorbidos por el consumismo, persiguiendo tener esto o aquellos para “ser feliz” que hemos olvidado rendirle al planeta  admiración, cuidado,  respeto y sobre todo agradecerle por la vida misma.

No somos conscientes de que cuando dejemos este mundo carnal, lo único que nos llevaremos con nosotros son las experiencias vividas durante nuestro caminar, NINGUNA de nuestras adquisiciones materiales nos acompañará en nuestro viaje fuera de este mundo.

 

Nuestra mente nos  encierra en un laberinto en el cual creemos que todo lo sabemos y con todo podemos, cuando la realidad indica que necesitamos los cuatro elementos básicos para vivir: TIERRA, AGUA, AIRE, FUEGO.

 

Por eso en esta ocasión, con nuestro grupo, tenemos el propósito, y con la ayuda de los cuatro elementos, de  identificar cual es nuestro propio laberinto para aprender a salir de él,  encontrando así la naturaleza del ser.

 

Así mismo, creemos, y confiamos en la sabiduría de la naturaleza  y es por eso que nos entregamos día a día a preservar este hermoso planeta. Pero también creemos que juntos somos más, y por ello estamos muy agradecidos por vuestra presencia, ceremonia tras ceremonia, en el Cerro Pan de Azúcar, confiando que como una gota se expande en el océano, así iremos expandiendo esta conciencia cada vez a más personas para crear un mundo mejor.

 

Todos, todos, somos importantes, cada uno de los que estamos presentes allí debemos llegar al centro del laberinto para irradiar la luz del Ser. Amarnos, aceptarnos, valorarnos, escucharnos y perdonarnos son algunas de las claves que estoy convencido nos dirigirán hasta allí. Y cuando lleguemos a ese lugar podremos vernos los unos a los otros sin separación… en la mismísima unidad

 

Estoy muy complacido por contar con vuestra presencia

 

 

                                                                                              AHOO

0 comentarios

Mi Propio Laberinto

Paisajista de profesión, siempre tuve espacial atracción por  los laberintos en los jardines antiguos. Más allá de que su  estética y meticulosidad, con la cuales fueron diseñados, despiertan mi profunda admiración por quien lo creó,  cada paso dentro de un laberinto, buscando el camino para llegar al centro, me ha permitido  entrar  en un estado de reflexión profunda sobre como transitar mi propio laberinto de la vida. 

Comencé por descubrir que, fisionómicamente uno de los órganos

 mas importantes del  cuerpo “es un laberinto”: nuestro cerebro.

Cada intención, cada sueño, cada comportamiento,  comienzan

en el  cerebro, que está diseñado para resolver problemas

relacionados  con la supervivencia en un mundo inestable y

en constante cambio y  movimiento

(Stanislao Bachrach, Doctor en Biología Molecular).

Esta naturaleza de acción del cerebro me hizo tomar conciencia de que cada momento que he vivido desde que nací, ha generado una mecanismo de adaptación a mi mundo,  que se ha convertido en mi conjunto de creencias,   que me ha acompañado hasta el día de hoy, y que cada una  es accionada de forma inconsciente, a modo de respuesta, ante  ese  determinado estimulo, situación o problema  cuando se presenta ante mí.

Haber adquirido esa conciencia me permitió (y permite), cada vez que algo dentro de mí no resuena en armonía,  me quita la paz, no me hace feliz, etc….  entrar en el laberinto de dicha creencia para entender cuál fue la razón de crearla, y así tener el poder de decisión de seguirla manteniendo o  desarticularla y liberar esa acción que ya no necesito. 

 

Para ello me voy a un lugar donde pueda estar tranquila,

donde nadie me interrumpa por un buen rato, me relajo

y dejo que mi mente ingrese al laberinto que necesito

transitar.

 

 

 

 

Primero identifico que es lo que me está haciendo  infeliz,  me quita la paz,

me crea conflicto,  me saca de mi eje, etc…

La imagen que me devuelve el espejo?

Una parte de mi cuerpo que no me gusta?

No saber poner límites?

Sentirme víctima de los otros?

No sentirme valorada?

Gritar y carajear para sentir que me respetan?

No poder mantener un compromiso?

Ser agarrado/a del dinero?

El trabajo es lo único que se hacer en la vida?

Etc…. 

 

Una vez que logré identificarlo me permito sentir  que emoción/es  me genera:  ira, rechazo, asco, miedo, dolor, incertidumbre, tristeza etc….

 y me permito entrar en ella/s y dejarla/s fluir

Después que permití drenarla/s me siento en condiciones

de ir a la mente a identificar el origen que creó esa creencia:

Es el estereotipo de belleza que marca la sociedad

Si digo lo que pienso me van a rechazar

Cubro todas la necesidades de los otros así necesitan de mi

No me entrego porque me van a lastimar

Si no guardo de más puedo quedarme sin nada

Disfrutar de la vida es perder el tiempo productivo.

 

Etc… 

Y cuando lo identifico, es ahí el momento en el cual descubro  que estoy parada en al centro del laberinto.

Subo a la torre,  miro desde  arriba el mapa completo, y adquiero el poder  de actuar desde la naturaleza del ser y tomar la decisión de reformular esa creencia  que fue necesaria crearla en un momento determinado de mi vida pero ya no lo es más. Dicho entendimiento me devuelve la libertad del Ser.  

 

 

Que asi sea!! 

 

Patricia Malmierca

0 comentarios

Los Laberintos de la Vida

Los seres humanos somos energía pura que vibra a una velocidad indescriptible. Más allá de los átomos que componen nuestro organismo, somos todavía infinitas otras partículas de energía radiantes e invisibles, que siguen leyes, patrones y relaciones sobre las que no tenemos idea ni control sino que por el contrario, obedecen a su propio mandato. Eso somos. Infinitas partículas de energía vibrante y en constante cambio, a través de las cuales se expresa la Conciencia Universal.

Y nosotros como parte de nuestro planeta el cual rigen los mismos principios y leyes, se combinan, para manifestar la vida y la evolución de nuestro universo.

En este tiempo de cambio y transformación, desde lo pequeño a lo más grande, están sufriendo este cambio, que promueve evolución a otro nivel de la materia, la mente y el espíritu. Y cada ser en este planeta en su resonancia supraconciente comenzará a reconectar con todas estas nuevas vibraciones energéticas que traerán un nuevo conocimiento, una nueva sabiduría que será el nuevo paradigma que se instalará en este planeta, en este tiempo.

Y es lo que estamos viendo, es una precipitada transformación donde las fuerzas sutiles de la naturaleza (los elementos)están actuando dentro de los seres humanos como en la propia naturaleza del planeta, creando a través de esa alquimia ancestral de combinaciones donde los nuevos códigos de luz marcaran una nueva forma de ver la vida y de entenderla.

Mientras tanto todo frente a nosotros se presenta como un laberinto donde no sabemos qué camino tomar, cual es el sendero correcto, y tenemos que aventurar nuestros pasos, e ir creando nuestro propio camino como individuos y como humanidad unida hacia el propósito de este salto cuántico.

Entonces si así podemos ver y sentir como todo aquello que estaba y permanecía hoy se está transformando en algo nuevo, y en nuestro país Uruguay podemos percibir estos cambios en las nuevas formaciones de tormentas, ciclones, tornados, inundaciones, que cada 15 días que azotan con una tremenda saña sobre nuestras costas y territorio, deberíamos de tratar de acompañar el cambio, y de readaptarnos a lo que nuestra naturaleza nos está mostrando y enseñando….¿ y de qué manera?

Sabemos que la Anomalía del Atlántico Sur (como se conoce y donde se encuentra parte de Argentina, sur del Brasil y todo el Uruguay) hace a la región más vulnerable a radiaciones cósmicas “nocivas”, que pueden interferir en las telecomunicaciones, dañar equipos y ser perjudicial para la salud, por ejemplo la Estación Espacial Internacional cuando pasa sobre Uruguay y el cruce coincide con un momento de actividad solar alta, los astronautas deben refugiarse en la parte protegida del laboratorio orbital. Hay algunos que incluso protegen las cabinas en que duermen con bolsas rellenas de agua, ya que es un buen escudo contra la radiación. Es que nosotros estamos en una zona donde el campo magnético de la Tierra es débil, es decir que estamos en una zona donde las energías cósmicas penetran libremente si resistencia, es como un agujero.

Por lo tanto toda esa energía de cambio que se está recibiendo , en este lado del planeta entra sin filtros, de manera directa, y entonces decimos que estas energías nos están haciendo daño, nos enferman, nos afectan y afectan la naturaleza creando todo esa destrucción y mal. Si vemos como en las diferentes comparaciones con el resto del mundo, tenemos un índice de enfermedades cancerígenas alarmante, que el índice de suicidios es también impresionante, pero también vemos que a diferencia con esos países más evolucionados tecnológicamente, el nivel espiritual, esotérico y místico y metafísico de nuestra población es muy alto , sólo comparable con países que tienen culturas milenarias como la india, Asia etc. Una forma de entender y comprender es que debemos de investigar y meditar porque es que estas energías generan tanto daño en nuestros cuerpos físicos, mentales y emocionales, alterando nuestra armonía natural del ser. Tal vez la forma de vida, apurada sin tiempos, con poco orden, alimentándonos muy mal, y no tener un tiempo para meditar y reflexionar, nos está enfermando. Y en vez de aprovechar estas energías cósmicas de manera directa sin filtros que nos elevaría la frecuencia, de nuestro cuerpo físico, de nuestra mente y también de nuestra emociones , en cambio nos lleva a la enfermedad, al mal relacionamiento con uno y con la sociedad, al suicidio, al conflicto.

Por ello debemos de trabajar la meditación, la introspección y la observación de nuestra naturaleza que nos habla a cada momento llenándonos de sabiduría, salud y bienestar y recordemos que en tales circunstancias la oración y la intención, son el bien más alto.

 

En estas “tempestades” internas en el ser y externas en el planeta, nos están ayudando  a cambiar la vida, ya que  suele suceder que los seres humanos toman consciencia y hacen ajustes en su conducta y en su enfoque cuando vemos que se nos derrumba nuestro mundo; o sea que los cambios nos brindan mayor amor, mayor alineación con la compasión y permiten que la evolución no se detenga jamás.

 

NAMASTE

Richard Karlen

 

Febrero 2017

1 comentarios

Interconectados

(Por Hector De León)

Muchas gracias por entrar a nuestro sitio, para muchos somos conocidos para otros no tanto……….

 

Todos, de una forma u otra, estamos interconectados a través de lo que nosotros llamamos “La Fuente”  o tenemos la creencia de un Dios supremo, el cual nos guía, nos mima, nos protege, nos ampara y  a quien llegado el momento le pedimos que nos ayude.      

 

Según nuestras creencias, en todo momento confiamos y vivimos de acuerdo a nuestra fe, y hemos hecho un pacto con nuestros guias para superarnos a nosotros mismos, como carnales puros, y sobretodo como seres espirituales que somos. Este es un  planteo que nos propusimos hace mucho tiempo y desde entonces nos dimos cuenta que así como una sola luciérnaga  alumbra poco en la inmensidad de la llanura, todas juntas alumbrarán más fuerte vislumbrando asì horizontes inimaginables.

 

Tan solo eso pretendemos, “Ser y formar un gran faro de luz”, para nuestro Uruguay y para el mundo mismo, dejando atrás las diferencias de razas, culturas, edades, o religiones, porque en una cosa sí estamos todos de acuerdo, y eso es, que fuera de esas diferencias  todos queremos estar mejor, vivir mejor y sobre todo estar en paz con nosotros mismos.  Y recién ahí, desde esa paz interior,  nos podemos dar cuenta del poder mismo que tenemos, habiendo tantas cosas para agradecer y compartir que no me alcanzarían las palabras para expresarlo.  

 

Somos personas comunes, con nuestros aciertos y nuestros errores, lo que nos diferencia es que nos propusimos a nosotros mismo superarnos espiritualmente, apoyandonos en  esos seres sagrados, Maestros, guias de la sabiduria de luz que desde tiempos remotos están junto a nosotros para acompañarnos en el proceso; y con mucha certeza afirmo y doy fe, que es su misma luz la que nos nutre, reconforta y entibia lo mas profundo de nuestro ser.                                                                                                                        

 

Somos, seremos, trabajamos y trabajaremos para ser canales puros de esta placentera y conmovedora luz universal que nos contiene a todos.  

 

No somos inferiores ni superiores al mundo vegetal, animal, mineral o hasta los mismos ríos,... somos, a mi modo de ver, mas ignorantes que ellos, porque es el hombre quien está destruyendo el planeta.

 

Por eso, estando en Unificación, en plena conciencia de nuestra materia, pero con pleno convencimiento que somos canales de luz, buscamos crear conciencia en nuestros hermanos.

 

Asi como la suma de luciérnagas irradian mas luz, yo estoy convencido que podemos lograr, a través de la unión, que la humanidad tome ese camino pero solamente si estamos JUNTOS Y EN PLENA ARMONIA CON EL ORDEN NATURAL DE LA RAIZ

 

Ahooo!!!!         

0 comentarios

La luz el nuevo tiempo

(Ma Ercilia Lazo)

 

¿Por qué enfermamos, si el estado natural de nuestro cuerpo físico es la salud?

¿Por qué enfermamos, si el estado natural de nuestra mente es la paz?

¿Por qué enfermamos, si el estado natural de nuestro espíritu es el amor?

¿Por qué enfermamos, si el estado natural de nuestro ser es el equilibrio en la unión con el UNO?

Tantas interrogantes de una raza humana enferma, esclavizada y sufriente, debido a las programaciones de carencias, separaciones, apegos, egoísmos, odios, guerras, miedos, falsedades, conflictos y frustraciones.

Sólo el despertar de la conciencia de la raza humana traerá aparejada la libertad, la salud, la paz, el amor y el equilibrio entre las fuerzas aparentemente opuestas.

Sólo el despertar de la conciencia de la raza humana nos hará reconocernos y sentirnos hijos de una misma Fuente de Luz. Este despertar es responsabilidad de cada uno de nosotros, porque es un error caer en el facilismo de buscar afuera la salvación o la condena de nuestras vidas y la responsabilidad de lo que nos acontece en otras personas, sistemas o instituciones.

Ya es tiempo, ya es hora, de despertar para recordar y ser, porque ningún gobernante, maestro, sacerdote, médico, terapeuta, chamán, gurú, jerarca espiritual, ángel, familiar, amigo, vecino, duende, hada, ritual o pócima hará por nosotros lo que nos compete exclusivamente hacer individualmente a cada uno.

Ya es tiempo, ya es hora, de conectarnos con nuestra propia luz interior, de ser libres, de sanarnos, de descubrir nuestra propia magia y comenzar a vivir en el amor.

El despertar de la luz individual, encenderá la luz de la gran red y esta luz del nuevo tiempo nos hará emerger como la nueva raza humana, la que siempre se ha esperado y para la cual encarnamos en el Planeta Tierra, la que trasciende a la dualidad y a la separatividad, la que ya no necesita darle poder a la ilusión material, ni a la guerra, ni a las enfermedades ni al miedo, porque ha recordado que puede y sabe cómo vivir en amor y en armonía con los demás reinos, respetando y amando la Naturaleza con conciencia de que es una con ella.

Entonces llegará ese gran día en que nuestros corazones latirán en la más alta vibración de la energía del Amor al unísono del corazón de la Madre Tierra y del Padre Cielo, donde al mirarnos a los ojos nos reconoceremos como Raza Humana, sabiendo que yo soy tú y tú eres yo. 

 

Namasté.

0 comentarios

Reflexión sobre la Unificación.

(Richard Karlen)

 

"Debemos reconocer, aunque esto nos sea doloroso y hasta avergonzante, que desde remotos tiempos, filósofos y religiosos –los que más han leído y estudiado sobre la Unidad, la Realidad, el Dios Uno, etc.,- han sido los más entusiastas sembradores de discordia y separatividad en el género humano. Defendiendo su particular punto de vista, consciente o inconscientemente, se han dedicado al ataque de todos los demás.

Es como si tratando de hallar la verdad sobre todas las cosas, el hombre perdiera en su intento la posibilidad de encontrarla, en el preciso momento en que sus sentimientos juegan una mala pasada a su razón; se enamora perdidamente del ropaje y termina por perder de vista aquello que se arropa con él. Entonces se auto bautiza “pitagórico”, “kantiano”, “platónico”, “orientalista”, “cristiano”... etc., o sea que en esa inclinación de su razón -y al hablar de inclinación, es evidente que ya entra a jugar un papel el sentimiento– pierde contacto con la Verdad-Una, al “curvarse”, por decirlo así, hacia una fracción determinada".

Ada Albrecht

Por ello este domingo 20 de Septiembre a las 14hs. al Pie del Cerro Pan de Azúcar una vez más nos reunimos con el espíritu de recibir a todos con los brazos abiertos en el 12° Encuentro de Unificacion Uruguay no para decir que este encuentro es el único camino para lograr la paz , el amor y la felicidad ,sino que es un camino más que puede ayudar encontrar esa paz y ese amor interior y nos lleve al respeto, tolerancia y comprensión aceptando la diversidad de formas de pensar y sentir. Los esperamos Fraterno abrazo

0 comentarios

Mi Maestra: la Madre Tierra

(Por Patricia Malmierca)

 

Cuando pienso y hablo de Unificación, mi sentimiento ineludiblemente se expande más allá de la raza humana.

 

Soy un mochilero espiritual, y por lo mismo mi maestra es la Madre Tierra, con quien entro en una íntima comunión cuando me conecto con cada una de las criaturas y elementos que forman parte de la creación.

 

En cada peregrinación he rescatado tesoros que he ido guardando en mi mochila y que me recuerdan día a día quien soy:

Aprendí que cuando un animal me mira a los ojos, su mirada me lleva directo y sin filtros hacia su alma, porque comprendí que los animales no

conocen de pasado ni de futuro, solo vibran

en el presente, y en ese presente está Dios,

y Dios no tiene nada que esconder.

 

 

Cada vez que observo volar un ave en el cielo abierto, recuerdo que soy un ser creativo y sin límites; que puede volar tan alto cuanto mi imaginación quiera y desde

esa altura crear mi nueva realidad aquí abajo

en la tierra.

 

Sumergirme en el silencio de las aguas oscuras y profundas del Lago Atitlán (Guatemala) me llevó a experimentar la contención del útero materno, eso me enseñó a reconocer el lago en mi cuerpo y el útero en mi silencio interno como lugar de refugio y contención a dónde acudir cada vez que lo necesite.

 

La exuberancia de la selva, con su gran diversidad de flora, creciendo cada planta en un espacio íntimamente relacionado con la de al lado, me enseñó los valores de tolerancia, respeto y desapego; valores para aplicar en mi vida, para que mi propia jungla humana pueda crecer con la misma belleza y armonía.

 

Mire a donde mire, haga lo que haga, ella siempre está ahí, me da el aire que respiro, el alimento que me sustenta, el techo que me cobija, el gozo que entra por mis sentidos…. La Pachamama me enseña el sentido de la generosidad y la entrega sin esperar nada a cambio: “el amor incondicional”.

 

Desde mi lugar quiero impulsar, a quienes están despertando, una mirada distinta hacia todos los elementos de la creación, basada en el amor, lo cual devendrá en el respeto, la igualdad, la empatía, la colaboración, la armonía, y la UNIFICACION de todos quienes compartimos este enorme hogar llamado GAIA.

0 comentarios

El Árbol de la Vida símbolo de Unificación

(Richard Karlen)

 

Para entender el significado del árbol de la vida es necesario conectarse con el simbolismo que lo constituye. El árbol, está formado por nuestra esencia superior o naturaleza Espiritual, la corona nuestra, el follaje del árbol “mente universal (Dios)” que se une en su infinita sabiduría y entendimiento, reúne la energía y da forma en un nivel a lo que se manifestará la consciencia. Este follaje con sus ramas están unidas al tronco que es la experiencia, y el temple ganado en el desarrollo de la vida, que sustentará el equilibrio para poder sobrellevar el mensaje de su misión. Entendemos que las raíces deben de experimentar en nosotros el contacto con el origen , con la tierra, y con nuestra evolución en ella, pudiendo ser la base de conexión sólida entre la tierra y el cielo.

El significado del árbol de la vida es un sistema que nos permite evitar que se disperse en nosotros la actividad espiritual y se siga profundizando durante años, se aprende a sembrar semillas fértiles para saborear el fruto de su cosecha, adquiriendo el equilibrio y la armonía de los cristales sagrados en nuestro interior. De la semilla al tronco extiende sus ramas cuyo follaje forma la copa para captarla. Así el lenguaje nos reconecta con la Luz a través de las letras, las artes y nuestro propio verbo creador. La Sabiduría del corazón hace de esto un arte transformando la palabra en "lenguaje de las ramas" que manifiestan el esplendor de la comunicación dentro de la universalidad. El árbol es lo que representa, es nuestro sendero evolutivo del ser humano, expresando desde la raíz hasta las ramas pasando por el tronco, una compleja comunidad que asegura dentro y fuera del universo una conciencia unificadora.

El Hombre es comparado también a un árbol sobre el campo y es en el árbol donde los sabios delinean el mapa de ese micro-cosmos que es también el hombre donde todos sus potenciales son ubicados y ordenados.

Así como el Árbol absorbe la luz transformándola en savia y nutrientes así el hombre recibe la Luz -sustento a través de la cual la Providencia Divina nutre a toda la Creación con el bien de Dios.

Así como el ser humano siente que al brindarse a los demás, generara ese sentimiento unificador de amor-servicio, y que solo por el sendero del servicio dentro de la creación podrá encontrar la paz y la armonía que lo lleve a ese nivel de conciencia iluminada, como lo hace el árbol que sirve de abrigo y de sombra a todos aquellos que acuden a él, y el recibiendo todo del universo, porque él es uno con todos.

Y entendiendo la experiencia de la vida, comprendiendo que vivir significa: compartir, amar , servir y morir…porque el fin del Hombre es morir….Donde el hombre llega al fin a su frontera puede elevarse sobre los límites de la naturaleza y mediante la Fe abrir las aguas pasando por encima de la muerte "Porque tan fuerte como la muerte es el amor" Así la fuerza de amar es la gran iniciadora también del deseo en el hombre, amar es dar de sí y la fe, darse a sí mismo. Tengamos un momento de reflexión para escuchar la voz del Creador en nosotros.

Desde el crepúsculo hasta el amanecer, lo que cada día nos trae es un pedazo de cielo enviado a nosotros por el Creador. Ese pedazo de cielo nos recuerda que todos estamos bajo un mismo cielo, todos somos UNO y ya sea una bendición o un desafío, considéralo un obsequio divino que de alguna manera te guiará a una vida más plena al simplemente enfrentarlo. 

 

 

Namaste

Richard Karlen Marzo 2015

 

0 comentarios

El despertar del Ser Dual

(Diego Machado)

 

En este especial momento para la Humanidad,el despertar del Ser Divino en su interior es sin lugar a dudas lo primordial,para lograr tener a futuro un Humano consciente de su existencia y responsabilidad para con todo lo que lo rodea.

 

En dicho despertar la dualidad juega un papel muy importante.Diariamente el Humano convive en un mundo dual,que muchas veces se inclina descontroladamente a los extremos,generando realidades que dulen y avergüenzan al propio Ser Humano como Raza

 

Esas realidades poco a poco comienzan a transformarse en momentos de equilibrio,entendimiento,armonia y Paz,mucha Paz.Porque el Ser dual que reside en cada Humano poco a poco despierta,poco a poco se activa,poco a poco se acepta a si mismo comprendiendo que en su interior conviven ambas energias por igual.

 

En todo el vasto Universo,la energia Femenina y Masculina son las generadoras del movimiento.Gestando y generando la vida en envolucion continua a causa de la eterna danza entre Ellas.

 

Y por sobre todas las cosas repetandose mutuamente , comprendiendo que ambas se sostienen la una a la otra.

 

Por ellos es nuestro destino como Humanidad la unificacion con Ambas Energias, sin importar el sexo en que decidimos encarnar.Y siendo conscientes que equilibrando en nuestro interior las dos energias podremos crear verdaderamente la realidad de Amor,Paz y Armonia que la Humanidad y Todo el Planeta se merecen.

 

!!!!Que la raza Humana logre despertar el Ser FemeninoMasculino en su interior y pueda hacer realidad ese destino de nueva materia consciente en el Cosmos.!!!! que asi sea,asi es y hecho esta.!!!!!

 

 

Abrazos desde mi dualidad Interior y Gracias por tomarte el tiempo de leer estas lineas.

0 comentarios

LA LUZ DEL NUEVO DÍA

(Por Julio Camargo)

 

Ya han pasado los días de este año 2012.

En cuyas horas viese peligro y destrucción.

Más en las dulces notas de las eternas arpas.

El universo escucha la voluntad de Dios.

 

Y esos vibrantes cantos de arcanas melodías.

Transmutan y componen el cuántico vergel.

Haciendo que los hombres unidos contemplemos.

La Gloria de Su nombre, su Luz y su Poder.

 

En magias siderales los sistemas solares.

Son cósmicos danzantes, cumpliendo con ardor.

La Ley que rige el cielo, la tierra y las estrellas.

Pues son polvo y materia, los astros y la flor.

 

Oh siglos y milenios, en ciclos comprimidos.

Lo cual la estrecha mente no alcanza a comprender.

Que será por su medio, como el esfuerzo humano.

Producirá la alquimia, del trabajo de ayer.

 

Oh ciclos discutidos;…oh Profecías negadas.

En este Cerro Hermano dejamos con lealtad.

La convicción certera de que hemos comprendido.

Que al término de un Tiempo, comienza un tiempo más.

 

Oh siglos;..Oh milenios, de ricas experiencias.

Sois Verbo, sois la esencia, sois luz y guía sin par.

Por eso hoy cosechamos la vibración divina.

Que al fin de la Gran Noche, vinimos a buscar.

 

Alegraos Hermanos, se encienden ya los fuegos.

El horizonte eterno se tiñe de arrebol.

Termina la Gran Noche, despunta el Nuevo Día.

Y el galáctico embrujo, alumbra un Nuevo Sol.

 

 

JULIO CÉSAR CAMARGO

San Carlos 10/12/12

0 comentarios

“Tierra es mi cuerpo, agua es mi sangre, aire es mi aliento y fuego mi espíritu”

(Mª Ercilia Lazo)

 

Cuánta sabiduría encierra la letra de esta canción, es tan simple como profunda. La primera vez que la escuché, me latió muy fuerte el corazón, mi rostro se iluminó y sonreí porque mi alma sonrió.

 

La Unificación es el camino a recorrer en la búsqueda del equilibrio, de la fusión de lo femenino y lo masculino a través de los cuatro elementos: Tierra, Agua, Aire, y Fuego, primero en mí para luego expandirse hacia todos los reinos, Humano, Animal, Vegetal, Mineral, y aún más allá de lo visible en todo el Universo creado. Me recuerda el viaje que debo emprender hacia mi interior para descubrir y reconectarme con la Divina Unidad del Ser.

 

Honro y celebro haber nacido mujer y amo descubrir el principio femenino, la manifestación de la Diosa Madre Amor, en cada elemento.

 

Si honro los huesos y minerales de mi cuerpo, puedo caminar agradeciendo y reconociendo a la Madre Tierra que me sostiene, protege y alimenta. Cada una de mis pisadas me conecta con la arena de las playas y dunas, con la tierra de los campos y selvas, con la roca de las cuevas, sierras y montañas y con todo ser vivo que en ellas habita, porque cada granito de arena, de tierra y de roca lleva grabada la memoria ancestral de la vida y del conocimiento.

 

Si honro mis aguas internas, estoy purificando las emociones y con ello sanando mi cuerpo y en consecuencia sanando las aguas de este hermoso planeta que habitamos llamado Tierra, porque cada pequeñita gota de mis aguas se conecta con el resto de las aguas. Purificando mi sangre y mi linfa y todos los fluidos de mi cuerpo puedo conectarme con el elemento agua y con el alma del planeta. Al beber agua me conecto con la savia de los árboles, con el agua de la lluvia, de los ríos, de los lagos, mares y océanos, con las aguas de deshielo, la nieve, la escarcha y el rocío, con todo ser vivo que en las aguas habita, porque esas aguas son parte de mí y yo soy parte de ellas. Bastará conectarme con el principio femenino para verme reflejada en la Luna y así estar unida a las mareas y a los ciclos de vida, para bendecir el líquido amniótico que en el útero materno contiene al feto y bendecir la leche de las madres que amamantan a sus crías y a través de esta infinita reconexión y unificación de las aguas voy sanando, fluyendo, purificando, fusionando lo femenino con lo masculino, purificando mis relaciones y mi propio árbol genealógico.

 

Si honro el aire que respiro, puedo sentirme viva y estar agradecida porque me lleva a conectarme con el aliento de vida y a comprender los procesos de vida y de muerte, a limpiar y despejar mi mente, a respetar mis pensamientos y el pensamiento de los otros aunque difieran del mío. El ser consciente del aire que respiro me hace sentir libre y liviana, me permite conectarme con la brisa y con el viento, con los sueños, aromas, sonidos y lenguajes del mundo que llegan a mí para recordarme y reconocerme mujer niña, mujer enamorada, mujer madre, mujer guerrera, mujer hechicera y todas aquellas mujeres en su infinidad de roles que adoptamos al tomar la decisión de nacer mujer.

 

Si honro mi fuego interno, me conecto con el Sol de nuestro sistema planetario, pero también con todos los soles y todas estrellas, con el fuego sagrado de los ancestros y con la luz de la Fuente, con el origen de todo lo creado y manifestado.

 

El principio femenino y el principio masculino se complementan, fusionan y danzan una y otra vez, viajan y se manifiestan a través de la tierra, del agua, del aire y del fuego, porque no existe luna sin sol, ni frío sin calor, porque están en mí y están en ti, porque yo soy tú y tú eres yo, porque somos energía de Amor manifestada en Unificación. Namasté.

1 comentarios

EL MUNDO DENTRO DE MI

(Por Patricia Malmierca)

 

Un día entendí que no necesito ver elfos, hadas y anillos encantados para que nuestro mundo se transforme en un mundo mágico. Cada uno de nosotros tenemos el poder de al inhalar, al mirar, al tocar, al escuchar y al degustar, transformar nuestro mudo en ese jardín del edén que perdura en algún lugar de nuestro recuerdo, gracias a la pócima alquímica del amor.

Descubrí que es ese mundo sutil que se esconde bajo lo obvio, y que para experimentarlo solo hace falta estar presente con el cien por ciento de mi ser y mis sentidos en cada momento:

“Tomar la pluma del cóndor entre mis manos, mirarla, dejarme ir hasta que el cóndor cobre vida dentro de mi pecho y perderme así en las alturas de su vuelo.”

“Sentarme dentro del corazón de un bosque e inhalar el aroma húmedo de la tierra bajo mi cuerpo, tumbarme y mirar hacia el cielo, respirar de sus pulmones, y reducir así mi mundo al límite de los árboles, que nada exista más allá. En ese momento descubrí cuan rico era ese nuevo mundo, porque comencé a sentir la inocencia que se respira, el amor que contiene cada criatura del lugar, y algo en mí comenzó a vibrar de una forma tan sublime que la vida comenzó a tener otro sentido a partir de allí ”

“Que el hogar donde viva sea mi nido, y que en cada detalle que coloque esté reflejada mi alma, porque no hay nada más importante que saber que cuento con un refugio en el cual sienta que mire donde mire, mire lo que mire, ahí está una parte de mí reflejada sin máscaras, sin miedos, sin ataduras, sin críticas, ni juicios, ni la mirada del tercero que me dice lo que debería o no debería ser asi……..”

Sentir que la persona que está a mi lado no es un lastre, sino que ambos formamos un equipo en el tablero del juego de la vida. Sabiendo que cuando yo tire el dado y caiga en la casilla “el paraíso” voy a abrirle los abrazos para que entre a disfrutarlo conmigo, o cuando él caiga en la casilla “el pozo”, sienta calma porque sabrá que va a encontrar mi mano estirada para ayudarlo a salir de allí. Cuando caiga en “el silencio”, va a ser tan transparente que ni siquiera voy a notar su presencia, o si él tiene la suerte de caer en “el puente” adelantando varias casillas de una sola vez, saber que él me estará esperando al otro lado con una sonrisa porque sabe que yo estaré llegando con retraso….. Un tablero en el cual conocemos el final pero no sabemos cuál es la hoja de ruta que nos llevará a destino, donde el objetivo del juego es el desafío de hacerlo juntos, sorteando de la mano las casillas complejas y reposando en un abrazo las que nos muestren la dicha de estar vivos.

Sentarme frente a una hoja en blanco, tomar un pincel y la paleta de colores y comenzar a darle vida a alguna criatura del reino animal. Y cuando la termine, cada vez que la mire, me reconozca en ella, y sienta qué ella y yo somos la misma cosa: algo de ella es humano, y gran parte de mi es animal. Y ese sentimiento es maravilloso porque me recuerda que yo soy esos ojos genuinos que me miran con amor, que me miran con transparencia, que me miran sin maldad, que no entienden de odios, ni rencores, ni mentiras, ni traiciones, ni sienten miedo al rechazo, …. porque en la belleza de esa imagen se refleja la belleza de mi SER.

………….después de tanto andar por la vida, he descubierto que en estas pequeñas cosas es donde se encuentra el éxtasis de la plenitud.

0 comentarios

El Verdadero sentido de la Unificación

(Por Richard Karlen)

 

“Debajo del cielo, una familia”, dijo Confucio.

 

Desde siempre se ha sabido que la Unidad existe por todo el universo, y que subyace en la diversidad de formas. Los grandes Maestros y pensadores han dado testimonio en más de una oportunidad. Y los descubrimientos científicos están aportando esa prueba, que en cada experiencia y practica nos lleva a entender y comprender el sentido de la Unidad y Universalidad de la naturaleza y el universo.

“Mi Patria como hombre es el Mundo” decía Marco Aurelio.

Hoy, las naciones persisten en la creencia de que sus intereses nacionales son distintos a los de toda la humanidad y que la satisfacción de esos intereses nacionales es más importante que cualquier injusticia que pueda resultar de dicha acción nacionalista en perjuicio de la humanidad. Ciertamente, se piensa que la gente de una nación es diferente al resto de la humanidad y que la unidad individual es más importante que el todo.

 

El Ser humano, está viviendo un tiempo único de cambio en nuestro planeta, estamos siendo impulsado a transcender la dualidad, a vivir un proceso de Unidad y Síntesis, para conectarse con la totalidad y reconocer la importancia de la “Conciencia Unificada” y este poder expansivo de Unidad subyace en la mente-corazón de cada uno de nosotros, y tiene el poder suficiente para superarse por encima del deseo y del conflicto que arde dentro de la limitada dimensión de la materia y de los egos.

 

La Conciencia reside en la esencia del Ser Humano y nunca se despega de él, y se muestra según su estado de evolución y su densidad, a esto lo llamamos muchas veces tener “sentido común”. Este sentido común es el equivalente a lo que sentimos como seres individuales, da respuesta a nuestro bagaje espiritual a nuestra conexión con el entorno y a la comunicación interior, aunque si esa comunicación es dominada por las ondas de forma externas, como la moral, los dogmas, la religión, la política, el momento circunstancial de la vida, suele convertirse en contra-conciencia o “sentido común-egoico”

 

La conciencia según la inteligencia espiritual está dotada de ciertos grados evolutivos, una conciencia que tras el paso por sus diferentes experiencias de la vida conoce su divinidad, se aproxima más a su plan del “Despertar”, o “Conciencia Unificada”.

Y es allí en ese momento en el que comienza la verdadera unificación, ya que si no vivimos la unificación en nosotros mismos, difícilmente vayamos a trasladarla hacia afuera, hacia nuestro entorno, ya que no basta con aprender de memoria como funciona, se tiene que llegar a nuestro corazón e integrarla.

 

Una vez que vivo la integración y unidad en mi ser, comienza a trasladarse hacia todas las células de mi cuerpo esta información de unidad y amor, alejando de mi los malos pensamientos, las malas emociones y las enfermedades junto a todos los miedos, que nos limitaron a llegar a la “Conciencia Unificada”.

A partir de ahora el camino espiritual individual me lleva a la frecuencia de unidad mayor, sin perder mi identidad, logro comprender más aquel que profesa o camina por un sendero espiritual diferente al mío, haciéndome más comprensivo y tolerante. Así teniendo más comprensión surge la necesidad de “servir”, de ser un colaborador, un instrumento que trasciende nuestros propios egos para ayudar, y llevar el pensamiento altruista y unificador a otros.

El estudio científico de la genética ha provisto de una base fáctica para el reconocimiento de la hermandad del hombre, apoyando la afirmación de San Pablo: “Dios ha hecho de una sangre todas las naciones”. Pablo afirmó la unidad de la vida como “el uno en quien vivimos, nos movemos y tenemos nuestro ser”.

Ahora bien !!!… ¿ estamos dispuestos a despojarnos de tanta chatarra egoica que hemos acumulado durante nuestra vida y otras? y ¿Somos capaces de reconocernos frente a un espejo y poder identificarnos como seres únicos, divinos y amorosos ? Pues este es tu tiempo, es nuestro tiempo… te esperamos con infinito Amor para llevar adelante todas las Unificaciones .

 

“Yo Decreto aquí y ahora, hacer reinar permanentemente

La Luz, la Paz y el Amor;

En mí y alrededor de mí, para mi más alto beneficio y el más alto beneficio de los demás”

Que así sea, así es, y hecho está.

 

Richard Karlen

www.rkarlen.com

0 comentarios

Los principios de la Unificación

(Por Tzolktar)

 

Hemos terminado un ciclo planetario y estamos empezando otro en el que la realidad tal y como el humano la ha concebido está cambiando.

La evolución de las conciencias está potenciando el llamado a la transformación interior y a la búsqueda de la Esencia Espiritual del Ser, más allá de los dogmas religiosos los paradigmas sociales o los prejuicios que nos separan.

El cambio es definitivo ya que la evolución es la danza constante del Universo. Pero de nosotros depende como especie inteligente, espiritual y consiente que este cambio se realice.

Para poder formar parte conscientemente del cambio es importante comprender los siguientes principios que regirán el Nuevo Tiempo.

 

El material a continuación es un extracto del libro “Los Portales de la Tierra” de Tzolktar.

 

Primer Principio de Unidad:

 

  • “La Esencia es Dios, Dios es Uno y Una es La Fuente.”

 

Llamémosle a esta Esencia: La Fuente, La Luz, Dios, el Creador, o cualquier nombre que se refiera al Uno, o Principio que genera y sustenta la Creación.

 

Segundo Principio de Unidad:

 

  • “La Esencia es Una y Una es la Fuente de toda la Creación.”

 

Esto significa que nada puede salir de la nada, y que todo cuanto existe en el Universo proviene de la Fuente que lo sustenta. Este principio confirma la omnipresencia de Dios o Esencia, y eso significa que no estamos separados de El sino más bien estamos dentro de Él y cada una de las Formas, es una parte de Él.

 

“¿Donde está el océano? Pregunta un pez.”

Estas en él y formas parten de él.

 

¿Donde esta Dios? Pregunta el Humano.

Estas en Él y formas parten de Él. Sería la respuesta.

 

Esta comprensión lleva al ser humano a reconocer que en cada forma de Vida está contenida la misma Esencia del Creador.

La misma Esencia que está en el centro del universo, está en el centro de cada galaxia. Como así también está en el centro de cada Sol y el centro de cada planeta y de cada una de sus formas de vida. Eso significa que está también en el centro de cada individuo.

Según la Cosmovisión Maya Ahau Kin el universo es el cuerpo de Dios. Eso significa que cada uno de nosotros es una célula de ÉL. Y la ilusión de la separación provocada por la fragmentación de las conciencias, forma parte de la experiencia que es necesaria para conocer la multiplicidad de las formas, y poder así crecer y seguir expandiendo el Universo.

 

Tercer Principio de Unidad:

 

  • “Muchas son las Formas, pero Una es la Esencia.”

 

Lo cual significa que hay infinitas formas en la creación, pero una es la Fuente que las sustenta.

Esto resuelve el conflicto de ¿Quién tiene la verdad de Dios? Ya que cada maestro, profeta o mesías del cual se han derivado las diferentes corrientes espirituales y religiones del mundo, enseño una Forma distinta para conectarse con la Fuente.

 

Es la conciencia que trae este principio de Unidad la que nos lleva a tener un profundo respeto por las diferentes Formas o Diseños Espirituales del mundo, comprendiendo que cada uno de ellos es esencialmente valido. Es válido siempre y cuando ese camino te encienda el corazón y te reconecte con la Fuente que es Luz, es Conciencia y es Amor.

Eres libre de creer y experimentar lo que tu Ser te pide. Y al decir “tu Ser” me refiero a la Esencia de Luz que llevas adentro. Esa que está Unida a la Fuente.

 

Cuarto Principio de Unidad:

 

  • “Solo Una es la Verdad, y cada Forma contiene una parte de ella.”

 

Esto significa que la suprema verdad no puede ser contendida o monopolizada por una persona, maestro, mesías, religión, libro sagrado o dios que no represente al Uno o Fuente Universal.

La comprensión de los principios de la Unidad son claves para la Paz de cada nación, pueblo o individuo del Mundo. Y es la verdadera Paz la base sobre la cual se han de cimentar los pilares del Nuevo Tiempo.

La pregunta es: ¿es esto una utopía?

 

Mientras el humano siga creyendo que es imposible, lo será. Es por eso que se requiere de una nueva visión que sustituya al viejo modelo implantado en el subconsciente colectivo, donde están arraizadas todas y cada una de las creencias falsas basadas en la separación del Ser con La Fuente, y que son a su vez la causa o raíz de todo conflicto.

 

Tzolktar Christian Nottbohm

 

www.culturasolar.or

0 comentarios