· 

Infinitas Posibilidades y Resultados Alternativos

Cuando vivimos desde una consciencia dual todo a nuestro alrededor se fracciona en “bueno” y “malo” y es así que vamos  limitando la vida, a nuestro paso, categorizándola entre  lo que hice “bien” y lo que hice “mal”.  

 

Gracias a esta categorización nos perdemos de observar la gama de infinitas posibilidades de resultados alternativos. Juzgar algo como bueno o malo nos cierra a la posibilidad de que el universo nos muestre todas las otras alternativas que él tiene para nuestra hoja de ruta. 

Gracias a esta categorización nos perdemos  de 

observar la gama de infinitas posibilidades de 

resultados alternativos. 

Juzgar algo como bueno o malo nos cierra a la 

posibilidad de que el universo

nos muestre  todas las otras  alternativas que 

él tiene para nuestra hoja de ruta.  

 

Encontrar mi punto de síntesis no es más que salirme de la historia que estoy viviendo como protagonista y observar lo que está sucediendo desde la mirada de un observador ajeno a la escena. Salir de la pantalla y sentarme en una butaca a mirar la película, me permite descubrir un sinfín de detalles que desde adentro soy incapaz de ver.

 

Esos detalles son los que crean esa gama de infinitas posibilidades de acción, desde un lugar mas orgánico, y ecológico para mi evolución

 

 

Salir de la polaridad del bien y del mal nos quita la máscara del Ego dejando al descubierto al Ser, y con ese acercamiento adquiero la capacidad de vivir la vida desde la incertidumbre de que “yo no sé que es lo mejor para mí a cada paso” y me entrego a ese conciencia superior, con la confianza de que si estoy con la mente unificada, comprenderé, en cada momento, cual es el camino a seguir.

La dualidad es necesaria , ya que a partir de la observación de la manifestación de las polaridades es donde yo encuentro mi centro de equilibro o punto de síntesis. 


 

 

Patricia Malmierca

Libre Pensadora


Escribir comentario

Comentarios: 0

En el nombre del Uno, representado por Todos.