EL FABULOSO LABERINTO DEL TIEMPO DE LOS NO TIEMPOS

Bienvenidos!, muchas gracias por entrar a nuestro Blog.

 

Que quiero decir cuando hablo del tiempo-no tiempo?,  Hablo de la capacidad de aprovechamiento de la hora misma, o sea, que los 60 minutos ya no rinden como antes. Este no es un fenómeno nuevo, ya que viene sucediendo desde tiempos remotos.

 

La pregunta obvia que surge de esto es: por qué?

Y la respuesta es: porque no vivimos en el presente.

 

Desde mi perspectiva, lamentablemente, siento que poco he hecho para llegar a tomar total conciencia del aprendizaje de la naturaleza misma, refiriéndome puntualmente,  al mundo animal y vegetal, quienes siendo parte integral de una cadena, mantienen una conducta de preservación de este hermoso y maravilloso planeta, viviendo en la eternidad del presente.

 

Nosotros, los humanos, que pertenecemos al mundo animal, nos han inculcado ser “los mas inteligentes del planeta”…. Y yo me pregunto… si esto es así, porque el ser humano hace todo por destruirlo, sin darse cuenta que con ello se está destruyendo a sí mismo?

 

Y es aquí donde entra a jugar la paradoja del tiempo-no tiempo. Solo nosotros, los seres humanos no sabemos vivir en el presente, estamos dispersos viviendo dependientes del paso del mismo, llevándonos a estar  distraídos en cientos de cosas,  sin enfocarnos en estar presentes en el aquí y ahora.  Estamos ocupados en resolver nuestro  futuro,  sin entender que el futuro es tan incierto como el tiempo mismo, y es así como se nos van los minutos, las horas, los días………… la vida!!

 

Estamos tan absorbidos por el consumismo, persiguiendo tener esto o aquellos para “ser feliz” que hemos olvidado rendirle al planeta  admiración, cuidado,  respeto y sobre todo agradecerle por la vida misma.

No somos conscientes de que cuando dejemos este mundo carnal, lo único que nos llevaremos con nosotros son las experiencias vividas durante nuestro caminar, NINGUNA de nuestras adquisiciones materiales nos acompañará en nuestro viaje fuera de este mundo.

 

Nuestra mente nos  encierra en un laberinto en el cual creemos que todo lo sabemos y con todo podemos, cuando la realidad indica que necesitamos los cuatro elementos básicos para vivir: TIERRA, AGUA, AIRE, FUEGO.

 

Por eso en esta ocasión, con nuestro grupo, tenemos el propósito, y con la ayuda de los cuatro elementos, de  identificar cual es nuestro propio laberinto para aprender a salir de él,  encontrando así la naturaleza del ser.

 

Así mismo, creemos, y confiamos en la sabiduría de la naturaleza  y es por eso que nos entregamos día a día a preservar este hermoso planeta. Pero también creemos que juntos somos más, y por ello estamos muy agradecidos por vuestra presencia, ceremonia tras ceremonia, en el Cerro Pan de Azúcar, confiando que como una gota se expande en el océano, así iremos expandiendo esta conciencia cada vez a más personas para crear un mundo mejor.

 

Todos, todos, somos importantes, cada uno de los que estamos presentes allí debemos llegar al centro del laberinto para irradiar la luz del Ser. Amarnos, aceptarnos, valorarnos, escucharnos y perdonarnos son algunas de las claves que estoy convencido nos dirigirán hasta allí. Y cuando lleguemos a ese lugar podremos vernos los unos a los otros sin separación… en la mismísima unidad

 

Estoy muy complacido por contar con vuestra presencia

 

 

                                                                                              AHOO

Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    Graciela Rodriguez. (miércoles, 28 febrero 2018 22:11)

    Gracia la agradecida soy yo por compartir con ustedes. Gracias Madre Tierra, gracias a todos los hermanos seguiremos unidos por siempre Ahoo estoy a las ordenes para colaborar 098172072.