LA LUZ DEL NUEVO DÍA

(Por Julio Camargo)

 

Ya han pasado los días de este año 2012.

En cuyas horas viese peligro y destrucción.

Más en las dulces notas de las eternas arpas.

El universo escucha la voluntad de Dios.

 

Y esos vibrantes cantos de arcanas melodías.

Transmutan y componen el cuántico vergel.

Haciendo que los hombres unidos contemplemos.

La Gloria de Su nombre, su Luz y su Poder.

 

En magias siderales los sistemas solares.

Son cósmicos danzantes, cumpliendo con ardor.

La Ley que rige el cielo, la tierra y las estrellas.

Pues son polvo y materia, los astros y la flor.

 

Oh siglos y milenios, en ciclos comprimidos.

Lo cual la estrecha mente no alcanza a comprender.

Que será por su medio, como el esfuerzo humano.

Producirá la alquimia, del trabajo de ayer.

 

Oh ciclos discutidos;…oh Profecías negadas.

En este Cerro Hermano dejamos con lealtad.

La convicción certera de que hemos comprendido.

Que al término de un Tiempo, comienza un tiempo más.

 

Oh siglos;..Oh milenios, de ricas experiencias.

Sois Verbo, sois la esencia, sois luz y guía sin par.

Por eso hoy cosechamos la vibración divina.

Que al fin de la Gran Noche, vinimos a buscar.

 

Alegraos Hermanos, se encienden ya los fuegos.

El horizonte eterno se tiñe de arrebol.

Termina la Gran Noche, despunta el Nuevo Día.

Y el galáctico embrujo, alumbra un Nuevo Sol.

 

 

JULIO CÉSAR CAMARGO

San Carlos 10/12/12

Escribir comentario

Comentarios: 0